Los lagos de Plitvize – Plitvička jezera

Continuando por nuestro peregrinaje por Croacia, abandonamos Istria para ir al parque nacional de los Lagos de Plitvice (Plitvicka jezera), de la que nos separan algo así como 300 km. Quizás en España, ésta no sea mucha distancia, pero si comento que en la mayor parte de las carreteras no se puede pasar de 60 km/h, que en algunas se alcanzan los 80 km/h, entonces ya podemos decir que el concepto de distancia es otro.

Nos tiramos todo el día para llegar, entre otras cosas porque en el plano de carreteras aparecía una carretera, que más bien era un camino forestal sin señalizar y del que estuvimos algo así como 5 horas metidos hasta que conseguimos salir y salimos al pueblo de al lado al que habíamos entrado.

Por suerte teníamos el depósito lleno, y menos mal que el coche no falló, porque sino de ahí no nos sacan en días. Al final todo quedó en una anécdota.

El parque nacional de los lagos de Plitvice es uno de los parques nacionales más importantes de toda Europa, está clasificado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1979. Tiene una extensión de unas 30.000 hectáreas, compuestas en su mayoría de bosque de hayas:

Pero lo realmente interesante del parque son los 16 lagos que se encuentran en su interior.

Cada uno de los lagos están comunicados entre sí por una serie de cascadas de diferente tamaño.

La formación de estos lagos y sus correspondientes cascadas se debe a una combinación entre la composición del terreno sobre el que se asentan, más una gran oxigenación de las aguas y unas algas que forman lo que se llaman las barreras de toba.

El clima unido a la fuerte oxigenación del agua, originada por las algas que residen en las aguas, propician la aparición de espuma, que con la ayuda de las propias algas, mas las bacterias, retienen el carbonato cálcico. Este depósito calcáreo envuelve a las plantas dando lugar a la tuba y formando así barreras en forma de presa y originando nuevos represamientos y nuevas cascadas, cada vez más grandes.

Aquí podéis ver la espuma que se genera con el agua:

Las algas, unido a la claridad de las aguas, hacen que se puedan contemplar imágenes realmente bellas, incluso mágicas ¿Puede decir alguien si en el fondo de la siguiente fotografía lo que se ve es un bosque lejano o una parte del lago? ¿O quizás en que punto comienza el agua? Es casi una imagen de otro planeta, desde luego sí que es una imagen de otro mundo.

Este sitio también merece una firma gráfica:

Moverse por el parque es fácil, si las hordas de turistas te dejan, claro está, pero para hacerse una idea clara de lo que se puede ver y caminar, lo mejor es comprarse una guía del parque, que cuesta unos 3 €, porque la compra de la entrada no te da derecho a un plano.

Existen intinerarios marcados por colores, muy bien marcados, y cada uno de ellos tiene una duración distinta, el mayor de ellos de 6 horas, que por supuesto, es el que nosotros hicimos, aunque la estimación de estas horas realmente son para ir paseando muy tranquilamente.

También existen una serie de autobuses, incluidos en el precio de la entrada, que te llevan a los distintos puntos de partida, de forma que no es necesario empezar desde un punto concreto y puedes ir más a tu aire.

Por último, mencionar que en uno de los lagos inferiores, el lago Kozdaj, también existe un barco que te traslada de un punto a otro, facilitando también el movimiento, aunque los barcos están muy demandados y para embarcar en ellos era necesario hacer cola.

Nuestro intinerario empezó desde la mitad del parque, en Grandisko, y nos dirigimos a los lagos superiores, donde se podían contemplar imágenes como ésta:

Y ver de primera mano, esas tubas centenarias:

Y disfrutar de esas maravillosas cascadas.

Una vez llegamos al final de los lagos superiores, cogimos un autobús, único medio de locomoción permitido dentro del parque, para ir al principio de los lagos inferiores. Desde ese punto se contemplan las vistas más espectaculares:

Y también se accede a la mayor de las casacadas.

A las que no me resistí a hacerme otro autoretrato:

Por último, el camino que nos llevaba al barco lo hicimos desde este camino camino con esta vista panorámica, donde hay que subir un montonazo de escaleras que te reventaban las piernas, pero que una vez superado, las vistas que se tenían eran realmente espectaculares.

Otra visita ineludible que debéis marcar en vuestro viaje si queréis ir a Croacia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Croacia - Istria y Dalmacia.. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los lagos de Plitvize – Plitvička jezera

  1. eduardo dijo:

    Bonito viaje Juan, nosotros tambien lo hicimos hace tres años y nos encantó Croacia, bajamos hasta Dubrovnik y luego cruzamos Bosnia-Herzegovina para acabar visitando algunas zonas de los Alpes de Eslovenia.
    Saludos.
    Eduardo

    • Me alegro que te gustara y sobre todo me alegro que te trajera lo que yo creo que son buenos recuerdos que te habrán surgido al releer el texto.

      Muchas gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s