Split

Lo más interesante de Split es el palacio de Diocleciano. Es tan importante, que este palacio aparece impreso en los billetes de 500 kunas, el segundo billete más gordo que tienen:

Representación del palacio Diocleciano en el billete de 500 Kunas

El palacio lo mandó construir el emperador romano sobre el siglo III para utilizarlo como residencia, en donde pasó sus últimos días antes de suicidarse. El palacio está declarado como patrimonio histórico por la UNESCO y está muy bien conservado.

Nada más llegar al paseo marítimo, se puede intuir por donde va el palacio

Es una pena, pero delante hay un montón de chiringuitos que tapan la parte exterior del palacio, donde los turistas toman refrigerios viendo pasar a la gente e ignorando la maravilla que tienen detrás.

Una de las cosas que no hay que dejar de ver, es la residencia de Diocleciano, los mal llamados sótanos, que se construyeron para salvar el desnivel, ya que en la puerta de acceso antiguamente daba al mar.

Paseando por estas residencias, se puede observar la magnitud del palacio, mas teniendo en cuenta la época en la que se construyó.

Una vez sales de la residencia se accede al peristilo, un patio en el que se encuentra la magnífica catedral

El peristilo es un patio rectangular, lleno de columnas, donde confluyen el Cardo y el Decumanus en el que Diocleciano se sentaba en el trono para recibir homenajes de sus súbditos.

Impresionante es el campanario de la catedral.

Muy interesante es la puerta de la catedral, a la que pocos se paran a observar, con motivos vegetales y de la vida de Jesús, y también es impresionante el interior. Para muestra, el altar mayor:

O los magníficos detalles del coro

Paseando por las calles, se puede observar como hay gente que vive en un auténtico tesoro arqueológico, aunque como no hay dinero, la restauración brilla por su ausencia:

Los restos romanos del palacio son visibles por todas partes

Por la noche nos llamó mucho la atención como en el propio peristilo se estaba celebrando un concierto en el que se servían copas. Sigo diciendo lo mismo. Los croatas tienen poco respeto a su patrimonio histórico, porque me parece muy bien el tema del concierto, pero eso de repartir copas y demás no me parece lo más apropiado para estar sobre un legado de 1700 años de antigüedad.

Eso sí, es muy recomendable una visita nocturna por la ciudad, una maravilla que da la sensación de estar en otra ciudad distinta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Croacia - Istria y Dalmacia.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s