Alrededores de Huddinge

Heráldica de Huddigne

Huddinge es una tranquila localidad situada a unos 15 kilómetros al sur de Estocolmo. Es uno de los municipios más grandes y con mayor población de los alrededores de la capital, con unos 87.000 habitantes y también es uno de los municipios más grandes de toda Suecia.

Situación geográfica de Huddigne
Situación geográfica de Huddinge

Sus 131 kilómetros cuadrados acogen siete reservas naturales que se pueden visitar en sosegados paseos y para los que no existe ningún tipo de restricción a la hora de acceder a los mismos, acampar o recolectar hongos, bayas u otros frutos del campo.

Estas reservas naturales se componen de asombrosos bosques con vegetación muy variada, también se pueden encontrar reservas ganaderas, campos de cultivo e incluso ruinas vikingas.

Ésta fue nuestra localidad de acogida.

A principios de año, gracias al Facebook, me pongo en contacto después de muchos años con mi primo Marcos y me entero que está viviendo en Suecia con su mujer y sus dos hijos. Hablando, hablando, al final acabamos planeando un viaje en el que tendríamos que poner fin a tantos años de incomunicación por lo que decidimos mi mujer y yo realizar una visita en toda regla.

Pues bien, una vez planificado el viaje, planificación consistente en reservar los vuelos a una fecha que nos viniese bien a ambos y poco más, acabamos aquí:

Lugar de acogida
Lugar de acogida en Huddinge
Lugar de acogida en Huddinge

Ésta es una acogedora casa de invitados de la madre de Caroline (Jyll), la esposa de mi primo, casa que suelen alquilar a turistas. Es una casa restaurada de principios de siglo, coqueta y decorada con gusto.

Si algún día queréis visitar Estocolmo y no queréis dejaros una dineral en hoteles, ésta casa, con capacidad para dos personas, se alquila sobre los 3.500 SEK por semana, lo que al cambio actual son unos 380 €. Está situada a 10 minutos en coche de Estocolmo y unida también por tren, que tarda unos 15 minutos en llegar al mismísimo centro de la capital.

La casa de invitados está situada en el propio jardín de la casa principal, que tiene este aspecto:

Casa a vista de gnomo

Y a pesar del paso de los años, está muy bien conservada:

Recibidor. No olvidéis quitaros el calzado para acceder al interior
Cocina
distribuidor
Habitación y sala de estar todo en uno

Cuando se habla que es uno de los municipios más grandes de Suecia y con mayor población, uno lo que espera encontrarse es un terrible tráfico, mucho ruido y masificación. Pero en Suecia se hacen las cosas de otra forma y con otra mentalidad. Y es que para los suecos es muy importante estar en contacto con la naturaleza y siempre que se puede, se huye de los grandes bloques de apartamentos para residir en barrios residenciales con poca densidad de población.

La tranquilidad está garantizada, aunque es posible que vuestra intimidad pueda ser violada, ya que a veces se cuelan intrusos como éstos …

Corzos aprovechandose de los frutos del jardín.
Corzos aprovechandose de los frutos del jardín.

El alquiler, por supuesto, te da derecho a disfrutar del jardín y todas sus instalaciones. Instalaciones tan curiosas como la de esta barbacoa, que es la carcasa de un antiguo motor de avión reciclado.

Barbacoa
Cenador

Desde luego, no parece que estemos en una de las mayores poblaciones de toda Suecia.

Como decía anteriormente, en Huddinge existen varias reservas naturales. Uno de los parques naturales que pueden visitarse en Huddinge es Sörskogen.

En los parques naturales se permite la ganadería y la agricultura.
Acceso sur que da entrada al parque natural

Una de las cosas que más llaman la atención en la provincia de Estocolmo es que a pesar del número de habitantes que pueblan la zona, la naturaleza y la civilización conviven en perfecta armonía.

Cuidado con los alces

Tanto es así que puedes encontrarte cruzando la carretera uno de estos prodigios de la naturaleza que pueden llegar a alcanzar mas de dos metros de altura. Un encuentro que, en el mejor de los casos, puede darte un buen susto.

No obstante, es difícil verlos y por lo general los paseos por los parques naturales de la zona son relajados y cautivadores.

La naturaleza en todo su esplendor se nos muestra ignota, donde asombrosamente podemos contemplar cosas tan inmensas como este roble milenario

Grandes son también sus pequeños (y muy abundantes) habitantes.

Otra de las cosas que se pueden hacer en los parques naturales es degustar y disfrutar de sus frutos. Buena cuenta dimos de estos arándanos.

Aunque no tanto de estos boletus, que si bien no son venenosos, no tienen mucho interés culinario, o al menos así lo aseveraba nuestra casera.

Aunque otros frutos son, aparentemente, incomestibles.

Y, por supuesto, no podía faltar el agua, omnipresente en toda Suecia.

Zona dedicada a la limpieza de aguas fluviales. Una depuradora natural.

Dentro de este parque natural, podemos encontrar el Stensättra Gård, que pertenece a la bahía de Flemmingsberg, también en Huddinge.

La bahía fue creada en los años 90 para tener una zona húmeda dedicada a la limpieza de aguas fluviales (que podemos ver en una de las imágenes anteriormente expuestas), pero su historia va más allá.

Historia que inevitablemente pasa por la cultura vikinga, pues se cree que se asentaron por esta zona hace ya 1.000 años, como sugieren los restos encontrados de esta antigua fortaleza.

Como realmente hay que adivinar como podrían ser los poblados, siempre podemos aclararnos con un cartel explicativo de como eran estas construcciones y la forma en que eran utilizadas.

Claro está, que siempre es ilustrador si uno entiende bien el sueco, sino puede tornarse una labor “algo” difícil de llevar a cabo.

Lo que sí se sabe de esta fortificación vikinga, es que está situada en lo alto de una loma, cuyo tamaño rondaba unos 160 x 130 metros, con una única zona accesible, que se puede apreciar en la foto anterior, y que está protegida por los otros tres extremos por precipicios naturales y estas inmensas rocas.

Se cree que estas peñas ya estaban aquí mucho antes de la llegada de los vikingos y, de hecho, se pueden encontrar por todo el parque, lo que descarta que fueran los antiguos habitantes quienes trasladaran estas moles y más bien lo que hicieron es aprovecharse de ellas.

El hecho de que en esta zona, con poca roca caliza por los alrededores tenga estos inmensos menhires se debe a la última glaciación. Cubierta por un inmenso glaciar cuya lengua está en continuo movimiento, erosionó aquellas zonas donde originalmente se asentaban estas piedras para arrancarlas de sus entrañas y en un lento movimiento se arrastraron estas inmensas moles para al final acabar en este lugar.

Lo que queda muy claro es que los vikingos buscaban posiciones privilegiadas para así facilitar sus estrategias defensivas. Esto se pone en evidencia cuando desde lo alto de la fortificación se puede contemplar las vistas al lago Orlången.

^^ Fuente: wikipedia

Además de estos asentamientos vikingos, Stensättra tiene una historia posterior, ya que se tiene constancia de su existencia desde la década de 1460. Sten significa “lugar fortificado”.

Sobre la década de 1830 se convirtió en una granja independiente y de ésa época podemos ver alguna de sus construcciones, como la del edificio principal, construido en la década de 1820 y posteriormente se le agregó un ala, aproximadamente por el año 1925.

Edificio principal
^^ Fuente: wikipedia
Mercedes y Marcos bordeando el edificio principal.

Alrededor de la granja, existen una serie de casas, cabañas y otro tipo de residencias que son de carácter privado.

Algunas de estas construcciones con más de un siglo de antigüedad.

Y ya que nos encontramos en los alrededores de un lago, después de una relajada caminata de unos 6-7 kilómetros, nos dirigimos a una zona recreativa, a las orillas del lago, para reponer fuerzas, ya fuera de lo que es el parque natural. Sundby Grådsväg.

No es parque natural, pero el paisaje y la conservación del medio ambiente no difiere mucho de lo que podemos ver dentro del parque.

Y es que si algo cala en la mentalidad sueca es el respeto y la conservación de la naturaleza.

La zona está preparada para que se puedan realizar deportes acuáticos y nos regalan imágenes de postal como éstas, con las que cierro este primer capítulo sobre mi periplo por Estocolmo y alrededores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estocolmo y alrededores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s