El autobús

Terminados los desayunos, y ya equipados, nos dirigimos a pistas. Al ser el primer día decidimos ir a la estación más cercana, Solitude, pues la parada de autobús se encuentra como a unos 50 metros de la puerta y la subida apenas dura 50 minutos.

^^ Esperando al autobús

Además, según un amigo mío que estuvo viviendo en Utah durante un año, me comentó que era la estación preferida por los locales, por lo que no había duda de cómo íbamos a comenzar este viaje.

Aunque en la página del Super Pass se indica claramente que la subida a pistas estaba incluida con la compra del pase, lo que no teníamos tan claro era como íbamos a subir el primer día pues aún no disponíamos de la tarjeta, ya que ésta debe obtenerse en las taquillas.

Esta información nos costó obtenerla y no es fácil de encontrar. La respuesta la dedujimos desde la sección FAQ de la página del Super Pass y no hacía referencia directa a la misma sino como complemento de otra pregunta. Tras un mensaje en su página de Facebook fue cuando ya supimos con certeza que enseñando el voucher podríamos subir a pistas sin coste adicional.

Lo que hay que hacer es, una vez se compra el Super Pass, si lo haces por Internet, se te envía un correo electrónico con un “voucher” de compra. Este ticket hay que imprimirlo y en el momento de subir al autobús hay que enseñárselo al conductor que te valida la entrada. Al hacer la compra, el voucher llega inmediatamente, por lo que sabiéndolo, la compra resulta muy sencilla y cómoda.

^^ Voucher de compra del Super Pass para dos personas

Llegamos a la parada, sin ningún problema y esperamos. Subimos y le enseñamos al conductor del autobús nuestros “vouchers” de compra y no puso absolutamente ninguna pega.

Una vez subidos al autobús comprobamos que éstos no son precisamente cómodos, pues son simples autobuses urbanos con un agregado para colocar tablas de esquís o snowboard, pero los asientos son pocos y enseguida se llenan, y en caso de ir de pie la experiencia del viaje llega a ser nefasta.

fuente: skiutah.com Autora: Erika Wiggins

^^ Fuente: skiutah.com Autora: Erika Wiggins

Como anécdotas, dos.

Una, en la que bajábamos de Solitude esta primera jornada, que era domingo, y como es lógico, el día había tenido alta afluencia. El autobús como el metro de Madrid en hora punta, tan lleno que ni siquiera pudimos dejar los esquís en su compartimento dedicado. Y con atasco en la carretera, por lo que el autobusero realizaba constantes frenadas y acelerones.

Descubrimos un mundo de nuevas posturas imposibles para compensar las diversas fuerzas centrífugas generadas por estos avatares de la conducción. Las curvas eran todo un reto. En este trayecto, Subi se hizo íntimo amigo de un par de “individuos” de los que se mofaba todo el autobús.

Otra cosa que nos ocurrió, y esto nos pasa por no leer bien, fue que el día que queríamos ir a Snowbird, ejecutamos el minucioso plan de subir al 972 para hacer transbordo en una parada del 953 y así llegar felizmente a la estación.

Sin saberlo, perdimos el que era el último autobús de esta segunda línea por llegar 5 minutos tarde al horario previsto. Consultando los horarios, creíamos que uno pasaría a las 8.50 h. por lo que decidimos esperar hasta que llegó la hora.

Nada nos hizo sospechar al ver a otra persona, tabla de snowboard en mano que se dirigía a otra parada de autobús abandonando la que ocupábamos nosotros y al que no le concedimos la menor atención.

Así que 35 minutos después y tres autobuses de la línea 972 que pasaron delante de nuestras narices, extrañados, nos preguntábamos a que se debía tanto retraso, hasta que, repasando la hoja de horarios nos fijamos en una marquita que rezaba FSS que aparecía al lado del horario y cuyo siglas descubrimos que indicaban Friday Saturday Sunday, y su significado era la de que sólo circulaba esos días y no el martes de autos en el que estábamos contemplando a la fauna local.

Así que, esquís al hombro y botas en mano, tuvimos que andar hasta la parada del 972 más cercana para subir a Brighton, emulando al snowboarder que vimos hacía ya tres cuartos de hora, día que decidimos aprovechar para realizar esquí nocturno debido al considerable retraso que llevábamos en la subida.

Todos llegamos a la conclusión de que el tema del ski-bus a pistas tiene mucho margen de mejora.

Este y no otro es el motivo por el que recomiendo alquilar coche mientras esta situación se mantenga. Lo que en principio parece una gran idea, en el que se incluye el pase de cuatro estaciones, además del esquí nocturno en Brighton, y se permite combinarlo con el transporte a pistas, al final el resultado del proceso es tedioso y limitante si se quieren explorar otras estaciones cercanas como Park City o Powder Mountain, esta última la teníamos planificada para visitar el último día pero las condiciones meteorológicas dudosas nos hicieron desistir, visto la excursión de malabares que debíamos sufrir: llegar a una estación del TRAX situada al norte de la ciudad, en Odgen, donde el 674 nos ofrecía únicamente tres servicios para llegar a la estación y a horas intempestivas y sólo se ofrecía un autobús de vuelta. Obviamente, en estas condiciones descartamos la visita.

Lo que sí existía era una serie de parkings disuasorios al inicio de las subidas a pistas para que la gente dejase el coche en ellos y desde ahí subir en autobús a pistas, evitando así en cierta medida la masificación en los aparcamientos de la estación, pero visto el servicio que se ofrecía, pocos coches iban a evitar.

^^ Aparcamiento disuasorio

Lo que sí vimos es que muchos padres dejaban ahí a sus vástagos para que subiesen ellos a pistas y por la tarde los esperaban para llevarlos a casa.

Poca disuasión tenían estos parkings, pero sí habían coches y algo aligeraba a las estaciones.

También en estos parkings se podía hacer el cambio de autobús de la línea 972 a la 953, que al final resulta ser la opción más cómoda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Utah. Una historia americana.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s